top of page
  • Foto del escritorRocío Tataje Sánchez

Mi perro tiene hipotiroidismo parte II

Como ya les he contado antes en un artículo pasado, mi perrita anterior llamada Dana, tenía hipotiroidismo. Su hipotiroidismo era muy marcado, la medicación que tomaba era muy alta y desde que la diagnosticaron comió una sola comida “medicada” de una marca muy popular. Poco tiempo después de que Dana falleciera me entere que las comida “medicadas” no deben darse para siempre solo unos cuantos meses ¿sabían ustedes esto? Pues apuesto que no debido a que la mayoría de los colegas veterinarios que las recomiendan las mandan de por vida. Dana no tuvo la mejor alimentación debido a mi falta de conocimiento en esa época de como lo que ponemos en el plato influye muchísimo en la calidad de vida de nuestros compañeros de 4 patas.

Quise hacer una segunda parte de este tema debido a que es una enfermedad que me moviliza mucho ya que curiosamente yo también tengo hipotiroidismo. Hace poco leía un libro relacionado a perros donde mencionaban un estudio que indica que los dueños y los perros pueden compartir enfermedades y dolencias, que nosotros transmitimos mucho de lo que sentimos y nos pasa hacia ellos, estrés, ansiedad, depresión, enojo etc. Todo esto me pareció muy curioso y en cierta forma me recordó a mi Dana y nuestra enfermedad compartida.


En el artículo anterior sobre hipotiroidismo les mencione acerca de cómo la alimentación natural puede ser un factor determinante en la mejora de un paciente hipotiroideo, los pacientes con hipotiroidismo suelen tener muy poca vitalidad y energía, duermen mucho y andan cabizbajos cosa que les aseguro que puede llegar a cambiar rotundamente tan solo con hacer un cambio a alimentación natural.


Uno de los grandes problemas de los hipotiroideos es el aumento de peso debido a que nuestro metabolismo es mucho más lento, pues imagínense tener el metabolismo lento y encima alimentarse con cantidades excesivas de carbohidratos innecesarios en nuestra alimentación. Esto es lo que les pasa a nuestros peludos si les damos croquetas llenas de maíz, trigo, arroz etc. Aumentan de peso excesivamente y claro son mucho más lentos en general.


Si aun no te sientes convencido(a) de hacer el gran cambio, te recomiendo hacerlo de a pocos puedes tan solo cambiar 10% de la alimentación de tu peludo a alimentación natural e ir avanzando poco a poco. Agrega algo de proteína de buena calidad como pollo, pavo, huevos. Frutas o verduras como también suplementos y complementos de buena calidad como el yogurt, el omega 3, algas marinas, levadura nutricional etc.


Si te animas a hacer algunos cambios y mejorar con ello la calidad de vida y potenciar el tratamiento de tu peludo hipotiroideo escríbenos que con mucho gusto te ayudaremos en este proceso.

193 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page